A review about “HAITI, MY LOVE” by Julie Peters Akey

 

Good authors seem to wield a magic wand …  they transport you to a place where the pages come alive with smells and flavors, where you vibrate with the rhythms of life, smile with the joys and cry with the sadness.  Good authors make you live intensely through the letters as if these were little boats that will take you to that place. This is definitely the gift Julie Akey Peters gives you with her excellent writing through the book “Haiti, my love”. Her works are like lyrics, allowing you do more than visit this Caribbean island. They transport you, inspiring compassion, affection and love for this misunderstood island.

 

This is definitely a very human and real book, based on the real experiences of a woman who worked hard to make a difference. Julie Akey teaches us that you just have to begin to love and to be compassionate, and the power of this place will multiply your efforts.  Whether it’s roofing a school, giving a pencil to a student or hugging a child… everything counts, everything can help to change a person life and change the world little by little.
Comfortably on my sofa in Bogota with Julie’s book in my hands, I’ve experienced firsthand the tragedy of the earthquake and the improvised fields of tents scattered throughout the city. I’ve visited with sadness the improvised cemeteries. I’ve climbed on a crowded tap-tap (colorful bus that is used as a means of collective transport) and watched with horror as a passenger falls from the chaos to his tragic death.

 

Akey’ letters lead us into hospitals as onlookers to unthinkable heartbreak.  We witness the streets filled with dead bodies; but we also witness the miracle of life in childbirth and see the author saving a person’s life after an accident. We visit makeshift schools (that are reserved only for those who can afford it.). In one episode, justice is practiced at the hands of the citizens, ending in the slaying of a young thief of cows. We read about the island’s history, and its crippling corruption, from the time of slavery to the terrible dictatorships and current presidents.

 

Nevertheless I also feel the warmth of the island, I dance every night to its music, and I feel the sincere friendship of the family that shelter the author.  I can acknowledge gratitude and witness that despite everything, love also flourishes. Loving Haiti illustrates how one person’s passion can inspire personal and collective actions that can change lives.

 

This is a book that shows us how we can intervene where it seems impossible to help. And it is an important book for those who want to know Haiti and the particular experience of a person who was involved in a beautiful and compassionate project to change and save lives.

 

Nery Santos Gomez

EL CUENTO SE LLAMA SANGRE. NOVELA DEL ESCRITOR RICARDO MARTI RUIZ, reseña por Nery Santos Gómez

Reseña a un libro que no ha sido publicado

Tengo el inmenso orgullo y la satisfacción de haber terminado de leer la novela del escritor Ricardo Martí: El cuento se llama sangre aun antes de que se halla publicado. Esto puede pasar (como es mi caso), cuando se conoce al escritor personalmente y se le confía a uno un manuscrito. Me siento honrada de estar entre las primeras personas que disfrutan esta novela diferente, pues se que serán muchos los que la lean y pronostico que dará mucho de que hablar y hará ruido, un ruido bueno y cargado de critica y ventas.
Lo primero que quiero comentar sobre mi lectura de “Sangre” es que estoy en ella, si yo (y hasta me insultan) . Y también lo estará usted. Si, y como un personaje de bastante presencia y relevancia en la novela. También esta la actriz Julie Andrews y aparece el propio autor como parte de la trama compartiendo con los personajes.
El cuento se llama sangre es una historia de vampiros pero con un giro diferente. Aquí se comparte la sangre con fines gastronómicos. En el tope de la sierra de Luquillo se asienta Villa Encanto que va a servir de ambientación para la mayor parte de la historia. Esta excéntrica casa de campo guarda un secreto que viene “sangrando” desde el año de 1511 y que embruja a través de la hortaliza a sus arrendatarios. Parece una historia de terror que va desencadenando en una pesadilla fatal, pero lo interesante esta por suceder. El autor comienza a interactuar con sus personajes y nos muestra los estados de animo por los que pasa durante su tarea creadora. La novela esta escrita como un trabajo en edición. El narrador interrumpe los diálogos con desparpajo para darnos su opinión, o mezcla sus pensamientos con los de sus personajes, Estos a su vez también hablan con su creador (escritor) como pasa en la página 40 por ejemplo. Martí trata a su trabajo final como un boceto. Amenaza a los personajes con hacerlos desaparecer. Todo esto logra llenar la historia de una originalidad sin paralelo y Ricardo Marti crea con ello un estilo literario nuevo.
En la novela hay fluir de conciencia y diálogos fascinantes que revelan o nos hacen creer que descubren los pensamientos del autor del drama. Entre mis favoritos esta la conversación que sostiene el autor con el que creo que es su psicoanalista, el doctor Pérez.
El cuento se llama sangre es una historia cuyo núcleo aun no ha sido escrito. Una novela a futuro. Y solo se podrá entender esta premisa si se lee el texto.
Encontré dentro de los eventos y conversaciones de manera velada mucha ironía y burla hacia temas como la religión y lo que se espera socialmente de cualquier individuo así como criticas a la sociedad en general. Como conozco algunos de los trabajos de Ricardo reconocí en ello su firma, su voz y su manera de expresar.
Esta novela le sirvió a Ricardo Marti como tesis de grado para finalizar su maestría en creación literaria y con ella obtuvo el grado máximo con un distinguido. Según sus palabras durante la defensa de esta, menciono que haberla escrito le había hecho sentir “como parado en medio del Serengeti vestido de venado herido”. Y es que el escritor lo quiera o no se expone dentro de sus escritos. Como señala Mario Vargas Llosa en su libro Cartas a un joven novelista, el novelista ejecuta en su oficio un strip-tease invertido. Citando sus palabras: “escribir novelas es el equivalente a lo que hace el profesional que ante un auditorio se despoja de sus ropas y muestra su cuerpo desnudo. El novelista ejecuta la operación en sentido contrario, En la elaboración de la novela iría vistiendo, disimulando bajo espesas y multicolores prendas forjadas por su imaginación aquella desnudez inicial en un proceso tan complejo y minucioso que, muchas veces ni el propio autor es capaz de identificar en el producto terminado, esa exuberante capacidad para inventar personas y mundos imaginarios”. (Pg. 22. Cartas a un joven novelista de Mario Vargas Llosa).
Para muestra un botón, si nos remitimos a la página 85 de El cuento se llama Sangre encontraremos el siguiente dialogo:
—¿No crees posible que esta conversación este ocurriendo ahora mismo en este mismo momento?
—para nada.
—¿por qué no?
—porque ahora mismo en este momento estoy en casa frente a mi computadora y no aquí contigo, y tú no estás allá.”
Fascinante ¿no es cierto?, una manera muy nueva de mostrar el proceso creador por el que atraviesa un escritor y su relación con los personajes.
No me queda más que decir que el trabajo de Ricardo en esta novela es genial y hasta cierto punto alienado. Él transforma la creación en una verdadera alucinación. Flaubert escribió: “las creaciones de mí fantasía me golpean, me persiguen, o mejor dicho, soy yo quien vive en ellas. Cuando describía cómo Madame Bovary moría envenenada, sentía el saber del arsénico en la lengua; es más, yo mismo estaba envenado hasta vomitar. Lo mismo le ocurría a Balzac . He escuchado que iba a los cafés y hablaba de sus personajes como si estuviesen vivos. Cuentan que en cierta ocasión un amigo le estaba hablando de una hermana gravemente enferma y el le interrumpió diciendo: “volvamos a la realidad: mi personaje debe casarse….”
Mezclar la realidad con la fantasía, hacer que los personajes interactúen en la vida personal y privada del autor, todo es parte de El cuento se llama sangre.
¿Hasta que punto esta Ricardo Marti dentro de la novela? ¿es él o es una fabricación de su persona? ¿Son sus personajes seres reales? Esto debes contestarlo tu mismo pues estas en la novela, si, estas. Yo también estoy, y muchos estaremos.

Sobre el arte de hilar y contar por Nery Santos Gómez

Sobre el arte de hilar y contar

Mi madre, una costurera, no me enseñó su oficio. Ella quería que mi destino fuese distinto al de ella. Quiso cambiar las agujas que dejaban sus dedos estropeados por el estilizado lápiz, el cual, en su inocencia, creía inofensivo. Se preocupó por darme instrucción formal en las aulas y me alejó de las tijeras, los dedales, los retazos y los hilos. No contó con que “hija de gata caza ratón” y contra toda precaución me convertí en “hilandera de tramas”. A fuerza de verla en el proceso de elaboración de sus piezas, atareada en diseñar, teñir, tejer, coser, revisar, volver a coser, emparejar, cortar, revisar lo cosido y planchar; trasladé el conocimiento de la tela al papel. Y repetí todo su proceso en mis obras. Me afané en hilar historias, hacer tapetes con párrafos inspirados, bordados de palabras y cosidos de tramas.

Como mi madre muchas veces usé los patrones. Es imposible, cuando se lee tanto a otros autores, no amoldarnos a una forma y un estilo apetecido. Pero pronto comprendí, como vi hacerlo a ella, que había que adaptar el patrón al caso en particular. Cuando la costurera puede prescindir de los patrones para diseñar sus propias creaciones, habrá llegado el momento cumbre. Dar el paso de mero costurero a diseñador.

El buen escritor, el que impone estilos, se deja encontrar por sus obras. No copia de ninguna y copia de todas. Adapta, diseña y se sale de los patrones para crear sin miedo nuevos estilos e imponer modas. El escritor no debe dedicarse a temas impuestos, a los que crea que gustan. Solo debe escribir sobre lo que le apasiona. Debe escuchar mucho para nutrirse. Leer excesivamente, abrir los sentidos. Absorber como esponja la realidad. Debe tener un tiempo de calma, de decantación de la información, de escuchar atentamente la voz interior hasta llegar al momento preciso de exprimir la esponja para luego trasladar inmediatamente lo obtenido en papel , al igual que el diseñador, costurero y tejedor lo plasman en la pieza a crear.

Una buena pieza de vestir, es aquella que se amolda a nuestro cuerpo. Que se adapta y se ajusta a las curvas. Una buena pieza de vestir no debe estar del todo hecha, debe dejar un margen para el ajuste a cada cuerpo. Vueltos por tomar o soltar, pliegues fáciles de adaptar. El costurero se convierte en sastre cuando da pie a que sus obras se adapten a cada cliente. Así mismo el buen escritor debe permitir al lector que no solo observe la obra, sino que se adentre a ella, que la pruebe y ajuste, sacando sus propias conclusiones. No todo debe estar hecho y dicho. La buena pieza necesita ajustes hechos por el destinatario.

Cuando se borda, teje o cose, así como cuando se escribe, nunca debe darse una puntada en vano, cada hebra de hilo debe obedecer a la imagen total que se quiere lograr. Información innecesaria y sin una finalidad solo acabaría por engrosar y entorpecer un relato. No hay nada más feo que un vestido al que le cuelgue tela sin propósito, o un tapete al que le sobren pedazos. No debe temerse al uso de las tijeras y de cuando en cuando afilarlas para que corten sin misericordia.

Otro asunto de importancia es la preocupación por la calidad de la obra. No debe dejarse el trabajo a medio hacer para que un editor lo termine. Debe haber preocupación por la forma y el fondo. La ortografía y los tiempos verbales. No significa que no se puedan romper reglas, pero si se hace, que sea de forma consistente y siguiendo una meta. Siempre vi a mi madre afanada por la presentación de sus prendas de vestir. Cuidar cada puntada, revisar, voltear los vestidos al revés para buscar defectos, desvivirse por lograr ojales perfectos donde cazaran los botones de forma precisa para que cumplieran su función en sujetar la pieza. En el oficio de escritor cada metáfora, cada símil, debe ajustarse como esos ojales y esos botones, permitiendo que la obra abra y cierre de manera efectiva en la imaginación del lector.

Todos ansiamos un buen abrigo en invierno, como un fresco vestido de veraneo. Telas gruesas para el frio como las finas y vaporosas para soportar los calores del verano. El buen escritor debe buscar las “telas” adecuadas para fabricar su obra. Responder a la necesidad social del entorno y, ante ella, cubrir a su lector o desvestirlo.

Un buen escrito debe levantar polémica, generar opiniones, desatar las lenguas y abrir los pensamientos. Una buena pieza de vestir o de escritura, no debe mostrarlo todo, pero ser suficientemente reveladora para causar la sensación de lo magistralmente creado.

Manuel Bueno Mártir de Miguel de Unamuno por Nery Santos Gomez

Manuel Bueno Mártir de Miguel de Unamuno
Unamuno se formo intelectualmente bajo el racionalismo y el positivismo, sin embargo la influencia de algunos filósofos como Harnack provocan que rechace el racionalismo. Tenia simpatía por el socialismo. La obra que nos ocupa hoy: San Manuel Bueno, mártir muestra su postura ante la fe, necesaria ante la muerte. Unamuno señala que la creencia de que la mente sobrevive a la muerte es necesaria para poder vivir, aunque creer en Dios y tener fe no es algo racional porque lo que hay un conflicto entre esa necesidad de la fe y la razón que la niega. En “Manuel Bueno” hay una escena donde cae la nieve sobre el lago que en forma de metáfora muestra su postura a favor de la fe. La nieve al caer en las montañas crea formas y paisajes mientras que al caer en el lago se transforma en nada al disolverse. Manuel Bueno Mártir es una “nivola”, publicada por primera vez en 1931 por una revista y en 1933 se volvió a escribir con el mismo titulo y el añadido de “tres historias más”.
Nuestro autor, Miguel de Unamuno y Jugo es Español de Bilbao (1864-1936) Estudio filosofía, fue ensayista, poeta, novelista y escritor de obras de teatro. Formo parte de la llamada generación del 98. De padre comerciante, que había hecho fortuna en México. Su padre muere de tuberculosis, siendo Miguel muy joven (6 años). Su amor por el país Vasco se refleja en su estilo de vida rebelde, no conformista, lo que refleja en la literatura de igual manera, es creador de la nivola, que fue una manera de reaccionar ante los rígidos patrones de procedimientos a la hora de escribir y publicar una novela. Una temática en particular, líneas de tiempo, además de convencionalismos sociales. Al inventar un nuevo genero literario pudo romper con todos estos convencionalismos porque solo se debería atender a las reglas que el mismo creara. Así lo expresa en su novela Niebla.
Es testigo de la guerra Carlista en su paso de infancia a la adolescencia (1873-1874) lo que marca su estilo narrativo y su vida en general.
Comenzó apoyando a los rebeldes pero al ver las injusticias y asesinatos, los rechaza y critica abiertamente lo que le costó una condena a 16 años de cárcel, aunque no se concretó y luego destitución y destierro.
Comenzó como racionalista y positivista, pero luego rechazó el racionalismo. Se considera el predecesor del existencialismo. En la política española , comenzó apoyando a los rebeldes pero al ver las injusticias y asesinatos, los rechaza y critica abiertamente lo que le costó una condena a 16 años de cárcel, aunque no se concretó y luego la destitución y el destierro.
Fue rector de la Universidad de Salamanca de la cual fue destituido por un incidente en el cual hablo se expreso abiertamente contra el régimen. Franco lo manda a expulsar. Fue después póstumamente restituido a su cargo.

Manuel Bueno, mártir: (Resumen) La verdad trágica o la mentira consoladora…
Narrado en primera persona. En la voz de Ángela Carballino. Durante su narración la palabra “ahora” es crucial pues lo narra desde la madurez cuando ya tiene mas de cincuenta años. La nivola empieza de esta forma: “Ahora que el obispo de la diócesis de Renada, a la que pertenece esta mi querida aldea de Valverde de Lucerna, anda, a lo que se dice, promoviendo el proceso para la beatificación de Don Manuel” y luego la novela termina de forma circular al acabar en el mismo punto. Ángela es hija de una Cristiana de fe recia. Vive en un pueblecito de la provincia de Zamora junto a un lago llamado Sanabria al pie de un convento. Allí se corre la voz de una leyenda de que hay una ciudad que yace en el fondo del lago. Es la historia de un cura de pueblo pequeño a quienes todos adoran y reverencian como santo. El sirve como maestro, médico, ayudante, consejero etc. El pueblo depende de él. Hasta el nombre del pueblo tiene un significado Valverde es el color verde que representa esperanza y Lucerna viene de luz o conocimiento. Y es la razón enfrentada a la fe.
Los nombres de los tres personajes principales, tienen significados especiales. Ángela Carballino, la narradora: Ángela, significa mensajera en griego y es la que narra y transmite la historia porque el obispo le pide detalles del padre Manuel al que los habitantes quieren se beatifique. Manuel Bueno, el cura. Emanuel, significa el que viene a traer cambios. El cura es una figura sugestiva y electrizante de la que todos se enamoran, según es descrito por el autor es de ojos azules y altura enhiesta, y con el don de leer dentro de los corazones. Presta la ayuda espiritual y hasta material de todo el pueblo. Todos lo adoran y hasta Lázaro cambia su educación laica por estar a su lado. Blasillo es el tonto del pueblo y representa la ingenuidad y las creencias ciegas.
Lázaro, el hermano de Ángela representa al que resucita a una nueva vida. El cura le cambia a Lázaro el secreto de su vida con tal de que se convierta. El secreto del párroco es que ha vivido una miedosa mentira pues tiene problemas de fe y no cree en el infierno.
Ángela, nacida y criada en el pueblecito, cuenta cómo de niña la envían a estudiar a la ciudad, gracias a que su hermano Lázaro manda dinero desde América. Lázaro aunque no es creyente quiere que ella tenga la mejor educación aunque sea en un colegio católico. Cuando ella termina sus estudios regresa al pueblo pues su madre está “enamorada” del cura Manuel al igual que casi todos los habitantes de la comarca. Allí Ángela cae bajo el encanto del cura, luego de una escena en donde narra su primera confesión con él.
Lo describe como un hombre sencillo, humilde, trabajador, que ayuda a todos, perdona a los pecadores y es muy tolerante. Lleva una vida que todos consideran es la de un santo defensor de los postulados de la Iglesia Católica. Arregla matrimonios en problemas, logra que un chico se case con una madre soltera que fue antes su novia, da ropa y dinero a los necesitados. Es un gran orador y hasta el idiota del pueblo lo adora e imita en sus discursos.
En una ocasión en que un grupo de titiriteros llegó al pueblo y la esposa del hombre cae gravemente enferma, la acompaña hasta su muerte. Cuando el titiritero le da las gracias, el cura dice debe ser él quien le de las gracias por su entrega y dedicación a entretener y dar alegría a los demás a pesar de su tragedia.
Cuando Ángela tiene veinticuatro años regresa Lázaro de América. Quiere llevarse a su madre y a su hermana a la ciudad pues alega el campo embrutece, pero ellas cautivadas por el encanto del cura no quieren. Al principio es el antagonista del cura. No va a la iglesia y se burla de su vida.
Cuando la madre de ambos, agoniza, le pide a su hijo que le prometa que va a rezar por ella. Lázaro se resiste pero el cura lo convence de complacer a la moribunda y así lo hace. De ahí en adelante Manuel y Lázaro comienzan una amistad de compenetración muy grande y Lázaro descubre las “fallas” o imperfecciones que como hombre de la iglesia tiene el cura. A pesar de ello, lo admira y lo considera un santo.
Poco después Lázaro hace la comunión y acepta las normas de la iglesia. Pero luego le confiesa a su hermana que todo ha sido pues Manuel, el cura lo ha convencido de fingir que acepta los preceptos de la iglesia para tener a todos contentos. Él al principio lo hace para complacerlo pero poco a poco va creciendo en Lázaro la devoción y respeto por la religión.
Al hacerse su confidente, descubre que el cura tiene dudas sobre la fe, sobre su propia entrega a la iglesia, pero finge hacerlo para mantener el orden de las cosas. Lázaro se convence de que es un verdadero santo. Así conoce de las “imperfecciones” del cura. Se entera de que es un hombre que no cree ciegamente en muchos de los postulados de la Iglesia. No cree en el infierno, en la condena de los pecadores, perdona e insta a que perdonen aún los más graves pecados. Hasta se dice que no siente verdadera fe, pero lo calla para servir de guía y consuelo a aquellos que confían en él para su salvación.
Ángela luego lo confronta y el cura acepta sus dudas, se confiesa con ella y le pide la absolución. A Lázaro le confiesa que su padre se suicidó ahogándose y que él vive con esos anhelos malditos que le bullen dentro de su mente.
Entonces es Lázaro el que quiere convencer a los aldeanos de que dejen las supersticiones y es el cura que lo detiene pues hay que dejar a las personas creer en sus cosas.
Cuando la salud de Manuel decae Lázaro trata de convencerlo de formar una especie de sindicalismo agrario. El cura le habla de que hay que dejarlos tranquilos y dice que si en efecto la religión es el opio de la gente, hay que darles opio para que sean felices.
Manuel Bueno muere plácidamente entre su gente, adorado por todos. Nunca nadie conoció de las dudas y las ideas divergentes de este cura. Sus palabras finales a su amigo Lázaro son para recalcar que no cree que haya otra vida. A la misma vez muere Blasillo, el idiota del pueblo, que lo adoraba. Poco después muere Lázaro pero antes le confiesa a su hermana cómo Manuel logró que resucitara en él su alma.
Al final Ángela reflexiona sobre la extraordinaria vida de ese santo y de cómo con sus dudas e imperfecciones salvó a tantos.
Unamuno no dividió su novela en capítulos sino en veinticinco fragmentos, el último es un epilogo en el que el escritor dice que estas memorias de Ángela han caído en sus manos. Reflexiona sobre la vida de Manuel y Lázaro y concluye que lo importante no es la fe o la falta de esta, sino las acciones de los que la representan. Un final moralista.

Un cuento de Navidas de Charles Dickens por Nery Santos Gomez

Un cuento de Navidad de Charles Dickens

El sueño de todo escritor… crear un personaje que perdure, que se recuerde, que sea un icono, que su nombre pase a formar parte de la cultura popular.. Don Juan Tenerlo, Sherlock Holmes, Drácula, Frankenstein, Don Quijote. En Puerto Rico tenemos a Juan Bobo, entre muchos otros personajes arquetípicos y de la cultura popular.
Charles Dickens con su personaje protagonista en cuentos de navidad logra regalarle una palabra al diccionario Ingles. Scrooge, es definido según el diccionario de Cambridge como: alguien que gasta la menor cantidad de dinero posible y no es generoso. Y todo se debe al apellido del personaje Ebenezer Scrooge quien personifica a un avaro y gruñón prestamista.
Es curioso saber como se delineo este personaje. Estaba Dickens en un cementerio y vio una lapida dedicada a Ebenezer Scrooge y luego decía: A meal man (refiriéndose a un hombre que vivía de la harina, pero Dickens leyó mal e interpreto A mean man, y de allí surgió la idea y con ella el relato que ha recorrido el mundo como un icono navideño. Esta narración a sido adaptada en filmaciones y musicales por lo menos en 107 ocasiones, y el avaro Scrooge ha sido interpretado por actores tan distintos como: George C. Scott, Albert Finney, Michael Caine, Alastair Si, Mr Magoo y Yosemite Sam. Su primera versión data de 1901.
Charles Dickens fue un famoso novelista Ingles (1812-1870) escribió sus obras en plena época Victoriana, regalándonos con obras de alto contenido social, narradas con humor y hasta ironía. En ocasiones uso el seudónimo Boz.
No fue a la escuela hasta los nueve años y fue un autodidacta. Tenia memoria fotográfica con la que se le hacia fácil trasladar detalles a la escritura.
Su padre fue encarcelado por impago de deudas y toda la familia se mudo con el a la cárcel de los deudores. A los doce años Comenzo a trabajar en una fabrica de betún para calzado con lo que ayudaba a la familia. Su vida no cambio hasta que su padre recibió una herencia de una tía, pero Charles expuso muchas veces lo triste que fue para el que su madre insistiera en que el siguiera trabajando a pesar de que ya no era necesario y a menudo se describió como un niño descuidado. Esto inspiro su obra de David Cooperfile que fue su obra mas vendida. También dio conferencias sobre los derechos de autor, defensa de las prostitutas y abolición de la pena de muerte que era un divertimiento
De adulto tuvo diez hijos y para mantenerlos se dedico con mucho éxito a la novela por entregas. Mas adelante trabajo en el periodismo crítico y social.
Destacan su obras Oliver Twist, bleak house, la tienda de antigüedades, historia de dos ciudades, la pequeña Dorrit, papeles póstumos del club pickwick etc. Entre muchas otras.

Veamos como Dickens describe a Scrooge:
“¡OH! Pero Scrooge era atrozmente tacaño, avaro, cruel, desalmado, miserable, codicioso, incorregible, duro y esquinado como el pedernal, pero del cual ningún eslabón había arrancado nunca una chispa generosa; secreto y retraído y solitario como una ostra. El frío de su interior le helaba las viejas facciones. le amorataba la nariz afilada, le arrugaba las mejillas, le entorpecía la marcha, le enrojecía los ojos, le ponía azules los delgados labios; hablaba astutamente y con voz áspera.
Fría escarcha cubría su cabeza y sus cejas y su barba de alambre. Siempre
llevaba consigo su temperatura bajo cero; helaba su despacho en los días
caniculares y no lo templaba ni un grado en Navidad.”
(Página 2 de Un cuento de Navidad).
Es una astuta descripción que nos lo retrata a la vez que nos sitúa en el sitio geográfico, contrastando el ambiente del lugar con la personalidad. Además nos indica que estamos en Navidad y nos hace sentir el frío de la estación que alegóricamente coloca en la descripción física de aquel hombre.

PRIMERA PARTE: EL ESPECTRO DE MARLEY:
Marley el socio de Scrooge había muerto hacia mas de ocho años.
Scrooge que era terriblemente avaro y amargado en una noche muy fría vísperas de Navidad. Su sobrino hijo de su hermana que murió al dar a luz, lo viene a invitar a la noche buena, pero este le responde que la navidad es una patraña. El sobrino trata de refutar el argumento y viene una de mis frases favoritas del cuento: “La noche buena es el único día, en el largo almanaque del año, en que hombres y mujeres parecen estar de acuerdo para abrir sus corazones libremente y para considerar a sus inferiores como verdaderos compañeros de viaje en el camino de la tumba y no otra raza de criaturas con destino diferente” (extracto de la pagina 4 de un cuento de Navidad) Esta es una frase de alto contenido social.
El tío se niega a la invitación navideña del sobrino y amenaza a su empleado quien se esta helando pues no le da ni carbón para calentarse.
En eso llegan unos señores buscando caridad para los niños y los desprotegidos y Scrooge no les da nada y solo les dice que si no hay orfelinatos y cárceles para acoger a los desposeídos. Refunfuñando porque tiene que pagarle un dia libre al año a su trabajador, Scrooge lo deja ir y se va a cenar solo. No sin antes correr un niño mendigo que venia a cantarle una canción.
Después de cenar Scrooge se dirige a casa y al entrar ve la cara de su socio Marley fallecido siete años atrás en el quemador. Se asusta un poco pero lo ignora, al cabo de un rato se le aparece el fantasma de Marley, que es transparente y carga cadenas y arrastra todo lo que lo encadenó en tierra, sus libros de ventas, cajas registradoras etc. Le habla a Scrooge diciéndole que aun el tiene salvación y que lo visitaran los tres fantasmas. Sale por la ventana y se une a un grupo de fantasmas que lloran pues no pueden intervenir en el destino humano. Scrooge se va a dormir hasta que aparece el primer fantasma.

Póstumo Envirginado de Alejandro Tapia por Nery Santos Gómez

El hombre “enmujerado” y la propuesta de igualdad entre los sexos.

Alejandro Tapia se considera el padre de la literatura puertorriqueña. Yo sin embargo luego de leer Póstumo el envirginado o Virginia empostumada, diría que es también el padre del feminismo en Puerto Rico. Al leer esta obra satírica, filosófica de acciones rápidas y muy imaginativas, Tapia se adelanta a su tiempo, para hablar por la injusticia contra la desigualdad de las mujeres.
Ya el solo hecho de que un hombre entre en el cuerpo de una mujer, en la sociedad patriarcal de hace 150 años atrás, para exponer todos sus conflictos es una tarea muy ambiciosa y feminista que logra Tapia-Rivera con creces.
Durante toda la obra que es realmente una comedia en apariencia jocosa encontramos consideraciones filosóficas de envergadura, principalmente sobre el papel de los sexos. Pongamos un ejemplo a modo de ilustración:
Estando Virginia cavilando luego de su boda, en el capitulo XVII la voz de su custodio le recuerda que es el cuerpo y no el alma lo que da el sexo y que el sexo es solo un accidente de la material. En esencia el custodio le dice que no es importante el sexo que adquiera, es solo una causalidad.
En el capitulo X paginas 258 y 259 la reflexión que hace Virginia sobre el matrimonio y la posición de la mujer son maravillosas. Ella empieza por cavilar sobre el hecho que la llevo a casarse con el duque buscando una posición social y se pregunta si casarse por estas razones no representa una venta. Y si es así ¿no seria ella una mujer vendida? Entendiendo que esta clase de matrimonios a los que la mujer es llevada, son en si motivados por el hambre, o la ambición al lujo. Luego dice que los hombres celebran la belleza de la mujer y mientras esta usa mas adornos es mas visible.
El autor usa a Virginia para hablar como una mujer y en nombre de las mujeres. En este mismo capítulo denuncia que a la mujer se le educa para agradar a los hombres y rivalizar con las demás mujeres. Mas aun se atreve a decir que a la mujer se le quiere ignorante y que la mujer debe ocultar lo que sabe para no hacer sentir menos al pretendiente. Aunque la mujer aprenda algo debe atrofiarlo con el silencio por el riesgo de parecer inmodesta. Igualmente la mujer no puede ni debe tener opiniones. Póstumo envirginado en este mismo capitulo reconoce que todo esto no lo vio cuando era hombre, pero que ahora siendo mujer reconoce que la mujer es relegada solo a criar hijos y “despumar el puchero”. Póstumo asevera que la mujer es solo una esclava adornada que se lleva al mercado igual que en oriente, donde las esclavas son llevadas cautivas al mercado de los sultanes.
Tapia y Rivera a través de Póstumo se preocupa por la educación de la mujer y su destino social. En el capitulo XIX se acusa a la educación vacía que se les da a las mujeres, con muñecas, cintas y moños y frivolidades. En conversaciones con el ángel custodio, Virginia expresa que el mundo es un mundo de hombres, donde la mujer es relegada a pueriles superficialidades y a servir al hombre para obtener el casamiento.
No deja Póstumo de notar el papel que juegan las mujeres, mal llamadas el sexo débil, sobre los hombres y como los usan de juguetes. Ambos se hacen desgraciados en el mundo por desoír la natural igualdad que debe haber entre los sexos.
Cuando Virginia llega con su amante ingles,lord Berckey a los Estados unidos es testigo de una sociedad donde la mujer esta progresando en su afán de conquistar terrenos antes de los hombres y las ve como médicos, abogados, artistas etc. Estando allí va a un mitin sobre los derechos de la sociedad igualitaria y el derecho de la mujer al voto. Esto le abre los ojos. Decide volver a España bajo su otra identidad a luchar por los derechos de la mujer.
Aparte de todas las consideraciones hacia el tema de la diferencia entre los sexos. Hay muchas otras consideraciones filosóficas en la novela. Ante el suicidio de su admirador Alfredo,Virginia que es Póstumo y que sabe que hay una vida mas allá de la vida, igualmente llora. ¿No se supone — propone el autor— qué la muerte es simple apariencia para quien tiene la certeza de que hay otro mundo?
Al final de la novela Virginia muere tratando de emancipara a la mujer y de luchar por sus derechos. Esto ocurría junto a la revolución en 1868 (justo cuando ocurrió el grito de Cádiz). Se viste de hombre y sale a luchar cuando es herida mortalmente. Muere defendiendo un derecho que no todas las mujeres estaban seguras de querer aceptar.

Sobre la víbora del desierto de Kavir y otros cuentos de José Muratti por Nery Santos

La víbora del desierto de Kavir y otros cuentos de José Muratti

Como la hilandera de tramas que soy, me gusta reconocer cuando veo un buen tejido de palabras. Hilados minuciosos que han sido pensados y creados con conocimiento y maña. Intrincados de palabras que se complementan y engarzan a la perfección para deleitarnos en una narración sublime. Así son los cuentos de José Muratti. Narraciones impecables que nos da las herramientas para ir descubriendo los conflictos. El lector camina por las historias sin ser llevado de la mano, sino más bien dejando que él, por si solo descubra la vía. En el cuento “Un bar llamado “La Biblioteca” nunca nos dicen que el protagonista era viejo y su dama una jovencita. El autor nos lleva a descubrirlo con frases tales como “ella florecía y yo marchitaba” o “su firme decisión de quemar los calendarios” o mejor aún, “sin importar la falta de vuelo de sus velas vírgenes ni mi acumulado exceso de ancla”. En el mismo cuento impresiona la forma magistral en que este autor nos muestra como la relación se va acabando. Utiliza juegos de palabras que asemejan plata hecha filigrana. Toda la página 27 de este relato es una muestra de talento. Como ejemplo un botón: “la pared frente al sofá y la ventana de la cocina, se mancharon tanto por el tránsito de nuestras miradas perdidas que al final comenzaron a imitar la fatiga de las catedrales”. Ya al final de la narración contenemos la respiración sin saber si la protagonista esta muerta, descubriéndolo en frases como “parecía que respiraba”…

Los comienzos de sus cuentos, llenos de energía y originalidad te atrapan para no soltarte ni siquiera al terminar de leer. Veamos algunos ejemplos: “Nunca, Jamás” página 33: “la historia es un cadáver desvestido de futuro. Nunca pensé que lo mataría. Menos aún el cómo”. Estas primeras líneas te llenan de intriga y provoca seguir leyendo…O en la página 11 el comienzo del cuento “Se llamaba Elena” : “Mi madre es una puta”… o en “Juntos para siempre” página 71. “Se enterró la punta de la navaja suiza en la palma de la mano…para que le doliera”. Comienzos en media res, con el conflicto colgando de las primeras letras y los interrogantes amarrados a las vocales.

Los cuentos de Muratti están construidos con amplios conocimientos de los temas controversiales y crudos que plantea. Contenidos que nos llenan de un asombro donde no se extravía la verosimilitud. Poesía hecha prosa para contarnos historias impactantes. No es de extrañar que sus cuentos fuesen premiados por el Instituto de ultura puertorriqueña y ganado concursos importantes como el del certamen de cuentos del Nuevo Día. Y por supuesto no será casualidad cuando te devores el libro sin poder parar de leerlo. Lo que me recuerda el cuento “Juntos para siempre” donde la mujer es un molusco invasivo o el molusco es una mujer y que te atrapa sin dejarte ir.

 

Cuentos para promover el turismo de Emilio Belaval, informe por Nery Santos Gómez

Nery Santos Gómez 

Los personajes de Belaval al rescate de la identidad puertorriqueña

 

Emilio Belaval (1903-1973) utilizando su afición a las letras y sus estudios de derecho (que le ganaron importantes cargos como Juez asociado del tribunal supremo y secretario del comité Hayes donde investigo la masacre de Ponce), se dio a la tarea de abrir conciencia sobre la identidad del pueblo puertorriqueño sometido a la colonización estadounidense. Los personajes de sus cuentos reflejan la realidad social, rescatando tradiciones, costumbres y valores. Belaval participó activamente dentro del mundo cultural de la isla. Fue presidente del Ateneo, y miembro de la academia de la lengua española entre muchos otros cargos.

A través de 10 cuentos y con un título un tanto irónico dado el contenido del compendio, Belaval nos muestra una realidad cruda, violenta y supersticiosa. El autor utiliza los diálogos para mostrarnos la jerga criolla de la época. Un elemento común que encuentro en casi todas las historias es la venganza como elemento motivador de las acciones y los dramas.

En “Un desagravio al cabrón del barrio Juan Domingo”, la supuesta victima es Anselmo Maldonado, enfermo por la perdida de una costilla, muere cargando sobre su alma el pecado de la infidelidad que su esposa ha cometido con el. Dije la supuesta víctima pues en el cuento se expondrán otros personajes como verdaderas víctimas. La primera es la esposa infiel, Toña, quien es obligada a confesar su crimen frente de todo el pueblo durante el velorio y a recibir golpes y humillaciones por parte de su amante Manuelon.

La vidente del pueblo, La Isabelona es la que lleva el poder en este cuento, se hace lo que ella dice ya que se le considera una experta en estas materias, llegando incluso al asesinato por mandato de ella. Isabelona con la excusa de que es el difunto quien le ordena. Ella es el juez que dispone quien vive, quien sufre y quien muere apoyada por el pueblo quien le da poder. La otra víctima es Manuelon quien de agraviador se convirtió en agraviado y termina a manos del machete de Juaniquín.

El siguiente cuento, según mi punto de vista es una denuncia velada hacia los dueños de los Ingenios que eran los americanos que utilizaban al pueblo a su voluntad y desalojaban de sus casas a los campesinos si de alguna forma obstruían sus fines económicos. En la “La viuda del manto prieto”, Flor Colón, un campesino fuerte y con liderazgo (el guapo del pueblo) es contratado por los dueños del ingenio para influenciar sobre los campesinos. Le toca convencer a la viuda que se rumora es ya un cadáver de irse de su ranchito y abandonar este mundo. La historia de la viuda es conmovedora y es también una denuncia. Se casa muy joven y enamorada con un marido dueño de unas tierras que pierden por consecuencia de perder cosechas y crías luego de haber trabajado mucho en ellas, hasta perder su belleza y su juventud. El capataz de la finca donde debe trabajar el hombre lo mata. Al escuchar esta historia, Flor Colón entiende que vengando a la mujer desaparecerá su embrujo y quema el cañaveral con el rancho de la viuda adentro.

La Candelaria de Juan Candelario. Este es un cuento crudo e impresionante, reflejo de la realidad del campesino y que aun hoy en día puede aplicarse a los intereses usureros que cobran los bancos y los impuestos. Juan Candelario cuenta solo con el amor de su jíbara y junto a ella come mal y trabaja encorvado de sol a sol. El personaje de Teodorito Valdepie, dueño de la pulpería que era la cubierta de un negocio de usura donde se iba despojando a los jíbaros de sus tierras en base a prestamos impagables por sus altos intereses. Juan Candelario aconsejado por un vecino que hizo lo mismo, se corto tres dedos y una falange para obtener el dinero para pagar su deuda y no perder la finca, pero el hecho de saberse marioneta de una injusticia levanta en una depresión que solo vencerá con la venganza el día de la candelaria quemando la tienda de su usurero con el adentro.

“Peón sin rancho, machete sin zafra es el mejor turista que tiene nuestra tierra” pg. 48 del cuento “Tormenta platanera” cuenta la triste vida de un jibaro, Isabello Carrillo, que nació con la miseria pisándole los talones y que no lo abandono nunca. Cuatro ranchos construyo y cuantío desahucios tuvo, el último fue por una tormenta platanera (especie de huracán de poca fuerza pero que destruye) lo que lo dejó sin esperanzas y como ejemplo del mejor turista de esta tierra. En varias ocasiones durante el cuento el narrador compara la tormenta platanera con la muerte y con la miseria.

Monsona Quintana en el cuento El niño Morado representa a la madre jíbara, sufrida que da todo por sus hijos. Que padece la miseria y el hambre. Monsona tiene diecisiete hijos y paré este último sin siquiera molestar al padre. El niño enfermizo muere. Se expone en el cuento el elemento religioso cuando se expresa que la madre tiene una mirada blasfema, y que sus rezos no son escuchados. “con la fe maltratada por un cielo inescrutable hasta donde, a veces no llega el rezo de una jíbara” y cuando los niños que siguen el entierro no se atreven a mirar al cielo. Al final del cuento vuelve a justificarse el título del libro cuando el narrador anuncia que ve el entierro del niño morado mientras paseaba unos turistas.

Quirincho Morales protagonista del cuento “Capataz buena persona, montado en caballo blanco” el alma mansa, paciente, doblegada del cortador de caña, del peón al que se compara en el cuento con los antiguos esclavos. En la página 45 del cuento dice “con la misma rabia con que en el pasado husmeaba el pasito del negro cimarrón”. Quirincho Morales se deja abusar, deja que abusen de su mujer, roba por su capataz a quien considera como un Dios en su caballo blanco para al final apuñalearlo con su rabia acumulada por generaciones. El capataz representa al hombre con poder que envestido en la figura del socialismo y la igualdad, abusa y roba peor que los capataces de antes.

Gume Pacheco, el místico curandero en “Santigua del santiguero”. Un ermitaño que salva, pero no puede salvar a este enfermo que resulta achacado de una nueva enfermedad, el hambre.

“Mantengo” es la historia de Chiche Malpica, el primer caso de mantengo en Puerto Rico. Cuando Chiche por su debilidad pierde las ganas de trabajar y se tira a morir de hambre regalando sus tierras a los compadres. Cuando el doctor que ha ido a ver al moribundo Chiche, se tropieza con “el caso típico de una epidemia misteriosa que hace estragos en algunas zonas de Puerto Rico, la miseria” Pg. 87. La central con sus abogados considera que este hombre resuelto a dejar de trabajar y morir es la última modalidad de lucha social otorgándole tarjetas de alimentos y construyéndole una casa. Chiche muere de apoplejía, gordo y mantenido.

“María Teresa monta en calesa” es la historia de la prostitución urbana salida de la pobreza del campo. La blusa marrón, las ropas de colores y la bata china son símbolos durante la historia para mostrar la perdición de la joven que busca un mejor futuro, la tentación de comprarse una bata japonesa bordada. Los personajes masculinos, Felipe Medina el cochero es el comerciante de mujeres que la tienta a venderse: “La fortuna la tienes tu amarrada a la cintura para cuando haga falta”. Don Ramón es el mayordomo que la utiliza pero no le da lo que María Teresa necesita y Don Diego que representa la tentación y el mercantilismo y no es casualidad que sea un americano. Durante el cuento en dos ocasiones se menciona el fomento del turismo que justifica el título, en la página número 96, “aun no habíamos decidido fomentar el turismo en esta tierra” cuando aun María Teresa no se decide a venderse y luego en la página 106 cuando ya se vende: “se ponía el diente de oro para ofrecerse a la marinería ambulante y las posibilidades turísticas”.

El último cuento, “Conversión espiritual de la maestrita rural Isabelita Pirinpin” vemos como la maestra se va convirtiendo de una joven recién graduada y con entusiasmo de impartir lo que se le ha enseñado a la realidad que viven sus alumnos jibaritos envueltos en miseria y pobreza. Es notable cuando les enseña sobre la canasta alimentaria balanceada a los hambrientos niños para aprender que no comen sino café para desayunar y con suerte una comida al día. Es muy interesante como ella tiene la obligación de enseñar el ingles y la cultura norteamericana cuando los niños no tienen ningún interés en aprenderlo. Isabelita la maestra en su primer día les dice a los niños: “Niños yo he venido aquí a enseñarles como se puede llegar a ser un buen ciudadano Americano”. Y les muestra una utopia sobre ese país grande. Los niños terminan enseñándoles más a ella hasta absorberla a su realidad. Es un cuento importante para la critica educativa de imposición de cultura.

 

 

 

 

Paradojas y estrés, características de nuestro tiempo:

 

“Dice el mentiroso, -“Esta frase es falsa”, si la frase es falsa , es falso que esta frase es falsa, es decir la frase es verdadera. Si en cambio “la frase es verdadera”, es cierto que esta frase es falsa es decir la frase es falsa.”

(Ejemplo de paradoja hallado en Internet).

 

“Paradoja de la suerte: es de mala suerte ser supersticioso”

 

El declive de la economía mundial ha traído como consecuencia antónimos que compiten entre ellos para convertirse en sinónimos, o sinónimos que se divorcian para volverse rivales. Todo se trastoca, negocios que eran buenos ahora son los peores, negocios malos florecen silvestremente. Esto me ha tocado vivirlo y sufrirlo en los Estados Unidos, donde la tortilla se volteo y no terminamos de sacar la cabeza del fuego del sartén.

En mi reciente visita en Venezuela he comprobado con gracia que las paradojas crecen como levadura y precisamente para procurar el pan.

Salimos a comprar una camisa para el mundial de football a mi hijo, y terminamos adquiriendo “la copia original”. Escuchando una conversación ajena una amiga le recomendaba a otra aquel producto que era “naturalmente artificial”..

Nos hemos sumergido en un mundo paradójico donde ya no sabemos lo que es contradictorio de lo que es real. ¿Dónde se pasa la línea de lo correcto con su opuesto? más bien se desdibuja lo incorrecto para fundirse con su homólogo. Aceptamos y otorgamos.. Aceptamos la paradoja, que ya no es más un paradigma o un dilema.

Otro mal (¿será mal o bien? ya no lo se..) de nuestro tiempo es el bendito stress, todo el mundo se queja de él. Es el causante de nuestro mal humor, de la falta de concentración.. cuando no se consigue la causa de una enfermedad antes se decía que era un virus.. ahora es el estrés. La gente se conglomera en la búsqueda desesperada del antídoto de este mal; unos en parques públicos a practicar yoga, otros en los salones de masajes terapéuticos o en las oficinas de los psicólogos y astrólogos.

En la era de las comunicaciones, se nos atiborra el cerebro de informaciones que no podemos procesar, nuestras conversaciones van muy rápidas con respuestas instantáneas que pese a la distancia se reciben en milésimas de segundos. Ya por ejemplo en una carta ente amantes que rompen su relación o entre jefes y empleados que se despiden, las verdades se dicen sin mirarse a los ojos, sin tino ni mesura en palabras frías que llegan a través de la pantalla.. Esto por supuesto causa stress. Las cuentas, los hijos, el bombardeo de malas noticias en los medios de comunicación.

De nuevo en una de esas conversaciones ajenas que espío detrás de mi café, dos amigas comentan entre ellas:

—ese tipo, esta full de stress, yo le he dicho, lee la Biblia, cómprate un gato…

¿Será que con las meditaciones aclararemos el camino, discerniremos los dilemas y combatiremos el estrés?

¿Habrá que ignorar la marcha rampante de la vida que no se detiene a esperarte y que si no te montas con ella te deja implacablemente? ¿O hay que aprender a bailar a su ritmo?

¿Habrá que deshacer las paradojas o incorporarlas sin críticas?

Como dice un amigo: “La vida es una autentica farsa” la frase encierra una de las mayores paradojas de nuestro tiempo. ¿Será que en la actuación de esta farsa se encuentra el origen del estrés como medio de respuesta para lograr la supervivencia?

 

María Bird Picó estrena su libro: “Tras esas gafas de sol”

María Bird Picó presenta su opera prima: “Tras esas gafas de sol”. El libro comienza su original recorrido con inusual dedicatoria, donde, sin olvidar a sus hijos se dedica el libro a si misma, planteándose un originalísimo caso de álter ego donde hace juego con sus dos nombres: Cito: “A Tere, quien yace bajo los complejos estratos existenciales de la María”. Su obra de la misma manera juega con la dualidad de la autora y estas otras catorce protagonistas. Mujeres todas, que dependiendo del punto de vista desde que son reconocidas son muy cuerdas y se enajenan para mostrarnos el lado absurdo de situaciones rutinarias, o están enajenadas para de repente ganar cordura. El libro de María y Tere presenta una propuesta refrescante y diferente en la literatura. Con un enfoque magnífico hacia las situaciones que enfrentan estos personajes, descubrimos la ironía y el humor negro entreverados para desembocar en conflictos existenciales que son librados con éxito por estas féminas. Estas, sin que nos demos cuenta, nos encauzan hacia una inapelable crítica social. Usando el teatro de lo absurdo, las situaciones inesperadas, y la irreverencia. La autora nos lleva sonreídos a desordenar esquemas grabados, a replantear supersticiones y a reevaluar conceptos.

La sabrosa apertura del libro con el atinado y amistoso prólogo a cargo de Sofía Irene Cardona nos prepara para lo que viene, al afirmar que como una de sus protagonistas, María se comió la morcilla. El final del libro no es menos placentero, cuando a través de los agradecimientos atisbamos a la autora, quien nos deja penetrar por breve espacio en su vida personal y literaria que por supuesto son inseparables.

Los catorce personajes están llenos de sorpresas. El encuentro de Carolina con el ídolo musical de su madre en el cuento “El deber”, hace a su protagonista reaccionar, volver a sus raíces, enfrentarse con su pasado y pasar de ser la camuflajeada Carol Douglas a la original y verdadera Carolina Pérez.

Cuentos como “La fama “, donde una madre compite con su bebe recién nacido por popularidad y la última historia del libro, “El secreto” donde La Guima, irreverente, llega a la fama deseada, ignorando los consejos del jefe de la disquera internacional y sin bajar de peso, con su sonrisa torcida, con su vestuario lánguido y su cara ajada por los años consigue el éxito enmascarada tras unos simples lentes de sol.

Al terminar de leer cada una de las historias me decía a mi misma que esa era mi favorita, pero mi opinión se desestimaba al leer la siguiente pues ganaba el mismo reconocimiento y así termine el libro con catorce historias favoritas.

Me complació en la presentación del libro a la que tuve el placer de participar ver que los encargados de hablar del libro de María Tere, lo hicieran todos con una sonrisa. Ninguno llevaba la cara de grave parsimonia de las presentaciones largas y polvosas de sonados autores. Había un aire de fiesta, de fresca camarería y entendimiento, resultado seguro de la huella que deja el tipo de literatura que presenta la autora: anécdotas liberadoras, insólitas y hasta graciosas. Una madre que frenéticamente no deja bostezar a su hijo porque leyó un estudio que esto lo hará más inteligente. El absurdo del tema nos hace recordar a esta sociedad de competencia donde desde el nacimiento los niños son víctimas de situaciones poco normales en supuestas búsquedas de oportunidades.

Marío Vargas Llosa en su libro Cartas a un joven novelista, compara la tarea del escritor con un strip tease en inversa. Recuerdo que explica la desnudez del escritor en el fondo de su obra, donde se encuentran sus vivencias y sus opiniones a las cuales va vistiendo poco a poco con situaciones, caracteres de personajes y otras ambages de la vida. El escritor queda disfrazado dentro de la obra y no lo descubres sino lo conoces bien. María Tere(o Tere María para que no se moleste ninguna con el orden de prioridad), está en sus personajes. Apostaría que es a ella a quien en el cuento “la libertad” que protagoniza la escritora Carmen Luisa a quien va dirigido el mensaje: “Traidora, no reniegues de tu verdadera vocación”. Porque no hay que dudar que María Y Tere o María Tere nació con esa chispa de escritora de la que hoy hace fuego con este libro que quema.

No podía faltar el toque erótico, en “El reto”, Renata de la Matta Ortiz, la mujer a la que le tomo dos divorcios llegar a su verdadera vocación, no busca celebrar su máxima creación (un motor que funcione con Etanol), con su hija o con su hombre sino con ella misma.

¿Qué pasa por la mente de la policía engafada que enfrenta la multitud enardecida ante una protesta? Pues nada menos que el último capitulo de una telenovela Mexicana. Así de inesperadas, de sorprendentes son todas las respuestas de este libro. ¿Quién se comió el último pedazo de morcilla del plato?, ¿Se reencuentra la escritora famosa con su amor de juventud en la Plaza de Mayo? ¿Qué hará la mochilera al sentir que el desconocido pasajero mete su mano bajo su manta azul celeste produciéndole más que desconcierto un agradable cosquilleo? Estas y muchas otras interrogantes aguardan a sus futuros lectores dentro de estas maravillosas historias engafadas.