Póstumo Envirginado de Alejandro Tapia por Nery Santos Gómez

El hombre “enmujerado” y la propuesta de igualdad entre los sexos.

Alejandro Tapia se considera el padre de la literatura puertorriqueña. Yo sin embargo luego de leer Póstumo el envirginado o Virginia empostumada, diría que es también el padre del feminismo en Puerto Rico. Al leer esta obra satírica, filosófica de acciones rápidas y muy imaginativas, Tapia se adelanta a su tiempo, para hablar por la injusticia contra la desigualdad de las mujeres.
Ya el solo hecho de que un hombre entre en el cuerpo de una mujer, en la sociedad patriarcal de hace 150 años atrás, para exponer todos sus conflictos es una tarea muy ambiciosa y feminista que logra Tapia-Rivera con creces.
Durante toda la obra que es realmente una comedia en apariencia jocosa encontramos consideraciones filosóficas de envergadura, principalmente sobre el papel de los sexos. Pongamos un ejemplo a modo de ilustración:
Estando Virginia cavilando luego de su boda, en el capitulo XVII la voz de su custodio le recuerda que es el cuerpo y no el alma lo que da el sexo y que el sexo es solo un accidente de la material. En esencia el custodio le dice que no es importante el sexo que adquiera, es solo una causalidad.
En el capitulo X paginas 258 y 259 la reflexión que hace Virginia sobre el matrimonio y la posición de la mujer son maravillosas. Ella empieza por cavilar sobre el hecho que la llevo a casarse con el duque buscando una posición social y se pregunta si casarse por estas razones no representa una venta. Y si es así ¿no seria ella una mujer vendida? Entendiendo que esta clase de matrimonios a los que la mujer es llevada, son en si motivados por el hambre, o la ambición al lujo. Luego dice que los hombres celebran la belleza de la mujer y mientras esta usa mas adornos es mas visible.
El autor usa a Virginia para hablar como una mujer y en nombre de las mujeres. En este mismo capítulo denuncia que a la mujer se le educa para agradar a los hombres y rivalizar con las demás mujeres. Mas aun se atreve a decir que a la mujer se le quiere ignorante y que la mujer debe ocultar lo que sabe para no hacer sentir menos al pretendiente. Aunque la mujer aprenda algo debe atrofiarlo con el silencio por el riesgo de parecer inmodesta. Igualmente la mujer no puede ni debe tener opiniones. Póstumo envirginado en este mismo capitulo reconoce que todo esto no lo vio cuando era hombre, pero que ahora siendo mujer reconoce que la mujer es relegada solo a criar hijos y “despumar el puchero”. Póstumo asevera que la mujer es solo una esclava adornada que se lleva al mercado igual que en oriente, donde las esclavas son llevadas cautivas al mercado de los sultanes.
Tapia y Rivera a través de Póstumo se preocupa por la educación de la mujer y su destino social. En el capitulo XIX se acusa a la educación vacía que se les da a las mujeres, con muñecas, cintas y moños y frivolidades. En conversaciones con el ángel custodio, Virginia expresa que el mundo es un mundo de hombres, donde la mujer es relegada a pueriles superficialidades y a servir al hombre para obtener el casamiento.
No deja Póstumo de notar el papel que juegan las mujeres, mal llamadas el sexo débil, sobre los hombres y como los usan de juguetes. Ambos se hacen desgraciados en el mundo por desoír la natural igualdad que debe haber entre los sexos.
Cuando Virginia llega con su amante ingles,lord Berckey a los Estados unidos es testigo de una sociedad donde la mujer esta progresando en su afán de conquistar terrenos antes de los hombres y las ve como médicos, abogados, artistas etc. Estando allí va a un mitin sobre los derechos de la sociedad igualitaria y el derecho de la mujer al voto. Esto le abre los ojos. Decide volver a España bajo su otra identidad a luchar por los derechos de la mujer.
Aparte de todas las consideraciones hacia el tema de la diferencia entre los sexos. Hay muchas otras consideraciones filosóficas en la novela. Ante el suicidio de su admirador Alfredo,Virginia que es Póstumo y que sabe que hay una vida mas allá de la vida, igualmente llora. ¿No se supone — propone el autor— qué la muerte es simple apariencia para quien tiene la certeza de que hay otro mundo?
Al final de la novela Virginia muere tratando de emancipara a la mujer y de luchar por sus derechos. Esto ocurría junto a la revolución en 1868 (justo cuando ocurrió el grito de Cádiz). Se viste de hombre y sale a luchar cuando es herida mortalmente. Muere defendiendo un derecho que no todas las mujeres estaban seguras de querer aceptar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: